28
ene
08

Las venas abiertas de América Latina

En esta ocasión vamos a hablar del libro “Las venas abiertas de América Latina” del genial escritor uruguayo Eduardo Galeano.

Lo primero es indicar que se trata de un libro editado por primera vez en el año 1971, por lo tanto hay que abordarlo desde esa perspectiva histórica. Esto no supone ninguna traba de comprensión para los tiempos que corren, ya que el libro aborda todo un tramo de la historia de América Latina que abarca desde finales del siglo XV hasta la época en que se publicó el libro. Siendo un estudio a lo largo de la historia durante 5 siglos, es algo que siempre tiene un significado en el tiempo por mucho que pasen los años, y nunca es tarde para leer.

Portada

El libro está estructurado de la siguiente manera:

  • Introducción. Ciento veinte millones de niños en el centro de la tormenta
  • Primera parte: La pobreza del hombre como resultado de la riqueza de la Tierra
    • Fiebre del oro, fiebre de la plata
    • El rey azúcar y otros monarcas agrícolas
    • Las fuentes subterráneas del poder
  • Segunda parte: El desarrollo es un viaje con más náufragos que navegantes
    • Historia de la muerte temprana
    • La estructura contemporánea del despojo
  • Siete años después [Conclusión escrita 7 años después de la primera edición]

Este libro es una guía de obligada referencia sobre el despojo y el saqueo histórico que ha padecido América Latina desde que Colón y los primeros colonizadores llegaran a “las indias” allá por el siglo XV, hasta los tiempos actuales, en tiempos del imperialismo económico y la globalización. Trata de explicar cuáles son las causas de que todos los países latinoamericanos (unos más y otros menos) estén sumidos en altos niveles de dependencia externa, de pobreza o analfabetismo, de desempleo, de explotación o de endeudamiento externo… eso que normalmente se conoce como “subdesarollo”. Hay una idea que está clara en todas las lecciones de la historia, y es que no puede haber un ganador sin que haya vencidos (o lo que es lo mismo, riqueza y desarrollo a costa de pobreza y subdesarrollo). El libro explica claramente como la riqueza y el formidable desarrollo de la sociedad europea y norteamericana ha sido posible a costa de la pobreza, la miseria, y la muerte en América Latina. Toda una auténtica obra insignia que bien podría haber leído D. Juan Carlos I de Borbón para entender mejor de qué estaba hablando el siempre inquieto Hugo Chávez en su intervención durante la XVII Cumbre Iberoamericana en Chile. He de comprender que es difícil aceptar y asimilar desde nuestra posición de españoles (colonia histórica de países latinoamericanos) la situación tal y como la viven los que han perdido en el juego de la historia. Pero para eso existen libros como este, verdades como puños, y personas imprescindibles como Eduardo Galeano.

Las dos partes principales que dividen al libro han sido designadas conforme a los cambios que se han producido en la forma de explotación histórica de los países dominantes. La primera parte narra, expone y recoge multitud de datos y estadísticas sobre el colonialismo y la expoliación principalmente de materias primas y riquezas minerales como el oro, la plata, el azúcar, el café o el cacao. Relata hechos como la esclavitud de africanos e indígenas latinoamericanos, las masacres de indígenas latinoamericanos, y las fiebres del oro, la plata y otras fiebres que arrasaron con diversas de las zonas que hoy son las más pobres de sus respectivos países. La segunda parte nos muestra también de forma muy gráfica, con datos y ejemplos concretos como el colonialismo dejó el terreno preparado para el imperialismo. Control económico y político por parte de los antiguos colonizadores aún vigente hasta los tiempos de hoy. La principal diferencia es que ahora son las multinacionales y las grandes corporaciones norteamericanas y europeas las que controlan el panorama, obtienen los beneficios y saquean las materias primas, el medio ambiente y las vidas baratas que ofrece esta vasta región del planeta. Con la ayuda de los poderes políticos y agencias como la CIA, se fuerzan golpes de estado, horribles y sangrientas dictaduras, TLCs, liberalizaciones, represiones… siempre bajo el interés del capital extranjero.

Parece que la sociedad ha asumido ya, a estas alturas del siglo XXI, que el colonialismo no fue un descubrimiento de tierras, sino un acto de barbarie, destrucción, esclavitud y mucha muerte. Millones de indígenas perecieron bajo el fuego de las armas, y otros tantos trabajando como esclavos en las minas y en los ingenios para la exportación a España, Portugal, Francia o Inglaterra. Sin embargo, la idea de que las grandes empresas y corporaciones multinacionales sean las nuevas amenazas para la independencia y la libertad de latinoamericana queda aun fuera de la comprensión de muchas personas. Quizá dentro de unos largos años se haya aceptado que el neocolonialismo económico no ofrece oportunidades de desarrollo, sino que es más bien una opresión en todos los ámbitos, que lejos de favorecer el desarrollo de los países, los ahoga política, social y económicamente. Como pasó con el colonialismo, es cuestión de esperar.

Este libro me hizo recordar uno de mis antiguos artículos: La explotación oculta. Se podría relacionar muy bien este libro con el concepto de explotación oculta. Es uno de los casos en los que la gente no es consciente de lo que significa que sea una empresa norteamericana, alemana o inglesa la que le venda las bananas de Brasil, el café de Ecuador o el azúcar de Cuba. Desde luego es toda una obra de educación, que bien debería ser leído en todos los países latinoamericanos como asignatura básica de historia (y aquí en España también). Lástima que fuera censurado en varios países del cono sur, la verdad duele, la verdad preocupa al poder.

Por último me gustaría agradecer a todas las personas que en su día me recomendaron este libro. Muchas gracias, sólo me queda recomendarlo ahora a todos/as vosotros/as que habéis leído este artículo.

Para el próximo libro habrá que esperar algo más de tiempo, ya que no voy a disponer de mucho tiempo para leer en las próximas semanas.


11 Responses to “Las venas abiertas de América Latina”


  1. 1 adriana
    17 febrero, 2008 en 5:25 pm

    lo leí en 1978 tenia 20 años hoy tengo 50 y pienso lo mismo hay que usarlo como libro de historia en las escuelas de latinoamerica siempre se lo recomiendo a los jovenes para que lo lean

  2. 17 febrero, 2008 en 7:36 pm

    Desde luego, ya basta de educación vacía, que no enseña más que lo que no dice nada. ¿Para cuando enseñarán a los/as niños/as los motivos verdaderos de la pobreza, o las reglas del comercio internacional, o que el descubrimiento de América no fue un hecho maravilloso que celebrar, ni Cristobal Colón una persona admirable? Sería desde luego fabuloso que este libro fuera lectura obligatoria en los institutos o colegios, tanto aquí en España como en toda latinoamérica.

    Me alegro de ver que más gente comparte esta opinión. Yo lo he leído ahora, con 22 años, y espero no abandonar nunca el sendero de la búsqueda de la verdad. Sobre todo ahora que vivimos en la era de la desinformación, o la manipulación informativa.

    Un abrazo y muchas gracias por tu visita por aquí, Adriana.

  3. 3 thais perez
    15 julio, 2008 en 11:23 pm

    Soy venezolana estudiante de educacion, he quedado impactada de ver como se nos mantuvo tantos años sumergidos en una profunda mentira y como pretenden mantenernos en uns postura sumisa para continuar desangrandonos como lo han hecho. No contaban con que el pueblo latino tendría un despertar y no permitiremos que continue la servidumbre disfrazada de democracias y de libertades. HERMANOS LATINOS AHORA MAS QUE NUNCA NECESITAMOS LA UNIDAD!

  4. 4 Anónimo
    1 agosto, 2008 en 3:52 pm

    lamparas para leer y esta incompleto

  5. 15 marzo, 2009 en 7:19 pm

    Me paRece qu€ eSte librO nOs mueStRA kmO estAmOs deSvan€ciendOnos y cay€ndO deSd€ el principio del descubrimiento hemos sido personas que poko a poko hemos caido en las trampas de la globalizacion y multinacionales, de grandes potencias mundiales que nos han venido manipulando sin darnos realmente cuenta de esta gran problematica social, cultural, politica, creo que esto segura por muchos años mas y cada vez estaremos mas undidos, ps la ignorancia de muchos es la k ns ah conllevado a todo esto y aunk se que esto viene desde muchos años atras si tal vez hubiera existido el dialogo no estariamos kmo estamos tal vez con nuestras grandes riquezas, seriamos mejores, seriamos grandes en el mundo solo espero que algun dia latinoamerica llegue a ser totalmente “LIBRE”….

  6. 7 Anónimo
    18 junio, 2009 en 2:36 am

    lo que pasa es que ese tipo esta ardido. y publico el libro queriendose desaogar.pero bueno lo comprendo yo tambien siento rabia hacia los españoles

  7. 8 Anthony Mark
    13 noviembre, 2010 en 9:16 pm

    Soy peruano por ende latinoamericano.Siempre desde pequeño se me ha impuesto y he escuchado una historia del sistema capitalista y la clase burgues,pero cuando una historia no es coherente habrá un vacio.Creo q el libro de Las Venas Abiertas de América Latina tan sólo es un pequeño relleno del gran vacio por que rellenar por medio de la investigación,no!! para sentirmos inferiores o amargados,sino para no volvernos a tropezar con la misma piedra.Cada uno de nosotros tenemos capacidades para hacer un cambio, pero de finitivamente no se debe permitir que nadie interrumpa nuestro desarrollo y terminar de una vez con la desigualdad………

  8. 9 helen tatiana
    13 febrero, 2011 en 8:39 pm

    HAHAHAHA….
    BUENO HOY TENGO 14 AÑOS Y ESE LIBRO ME PARECE MUY BUENO…
    NO LO HE LEIDO PERO ME DEJA LA INTRIGA DE HACERLO Y CONOCER LA HISTORIA DE LA COLONIZACION Y CONQUISTA DE AMERICA LATINA….
    FELIIIIIIIZ TARDEEEEEEE…….

  9. 10 Alex
    18 octubre, 2011 en 4:42 pm

    Si me parece muy interesant st libro , y sq ay q star ciegos . Para no darnos qnta q esas eridas d Amerik latina aun no an sanado . Dplano . Dsprtmos ! Stoy analizando como nos afecta en la actual coyuntura . Dst El Salvador

  10. 11 Magda Rojas Díaz
    13 marzo, 2012 en 10:23 pm

    Creo que América latina para poder desarrollarse debe pensar con cabeza propia, debe axaminar profundamente, las teorias políticas que nos exportan los paises desarrollados, las de derechos de genero, económicas, de relaciones internacionales, etc. como lo hace Eduardo Galeano en su obra, nuestros explotadores no pueden ser nuestros libertadores.


Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


enero 2008
L M X J V S D
« dic   feb »
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
28293031  

Archivos

Estadísticas del blog

  • 205,106 clicks

Visitantes

hit counters

Categorías

Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.

Suscríbete

Suscríbete a Manos invisibles por correo electrónico

 Suscríbete vía RSS

Más opciones de subscripción haciendo click en el siguiente banner animado:

Manos invisibles

↑ Toma este banner animado

Manos invisibles usa GNU/Linux


Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 468 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: